Escrito por Domos Agua ● 17-jul-2019 14:40:14

Acondicionamiento del Agua para el Proceso Industrial

Acondicionamiento del Agua para el Proceso Industrial

Las industrias necesitan de agua para su funcionamiento. Pero el agua que requieren no puede ser de cualquier tipo. Debe estar acondicionada para evitar daños en la maquinaria y en la calidad de la producción. 

Para acondicionar el agua se llevan a cabo determinados procesos físicos y químicos que permitan modificar su composición de acuerdo al uso para el que esté destinada. Si el agua proviene de los sistemas de abastecimiento locales, es probable que contenga elementos que resulten dañinos para el funcionamiento del equipo de la industria. 

O bien, si el agua que se esté utilizando proviene de una planta de tratamiento de aguas residuales, probablemente ya fue depurada con procesos biológicos, fisicoquímicos o de evaporación al vacío. Los cuales dejan propiedades físicas o químicas que no son adecuadas para el uso posterior que estén destinadas. 

Por tal motivo, la fase de acondicionamiento del agua para el proceso industrial resulta de gran importancia pues permite adecuarlas mediante modificaciones químicas para su uso posterior. 

Existen diferentes tipos de acondicionamiento. A continuación, se mencionan los métodos más comunes. 

  1. Equilibrio carbónico. Dependiendo del tratamiento que se le haya dado, las agua suelen disminuir su pH, o bien se elevan el número de carbónicos disueltos por lo que es necesario equilibrarlos para que alcancen el pH de saturación que indique el equilibrio carbónico. 

  2. Alcalinidad del agua. Cuando el agua presenta magnesio, silicatos, potasio, fosfatos, sodio y sobre todo bicarbonatos de calcio, el agua presenta un alto nivel de alcalinidad. La alcalinidad es importante porque tiene la capacidad de amortiguar el pH cuando se encuentra en determinados niveles. Con esta adecuación se puede ablandar el agua. Además, una alcalinidad adecuada permite los procesos de fotosíntesis y respiración. 

  3. Intercambio iónico. Cuando el agua residual industrial tiene sustancias ionizadas, pueden ser eliminadas con un intercambio de iones. Este proceso puede servir para ablandar el agua que surta las calderas y así evitar incrustaciones. También es útil para la desmineralización. Este método es más útil que la destilación o la ósmosis invertida. 

  4. Fluoración. Este tipo de acondicionamiento añade flúor al agua. Esta es útil para disminuir la actividad biológica. De manera inversa cuando existe una presencia muy alta de flúor se puede eliminar mediante los procesos de precipitación-floculación, evaporación o adsorción. 

En resumen, una vez que el agua ha sido depurada se pueden ajustar los niveles de pH, fluoración, pueden añadirse minerales que pudiera haber perdido durante el proceso de depuración, o bien, se puede desinfectar con cloro, ozono u cloraminas. 

El acondicionamiento del agua para el proceso industrial beneficia primordialmente a las calderas, los sistemas de refrigeración, cambiadores de calor, los motores y la disolución de productos químicos. 

Por ejemplo, una de las mejores soluciones para evitar que las calderas formen corrosión, incrustaciones o espumas es el acondicionamiento del agua. Este se puede hacer mediante el ajuste a la alcalinidad del agua y un intercambio iónico. 

En los sistemas de refrigeración, uno de los principales problemas es que se forma sarro, corrosión, oxidación, taponamiento, disminución de la capacidad de enfriamiento por la formación de cristales, o presencia de agentes bacteriológicos. Para disminuir la probabilidad de desarrollar estos problemas se sugiere la cloración, esto es añadir cloro o someter el agua a rayos UV para su desinfección y evitar la creación de microorganismos. Otro proceso de acondicionamiento puede ser mediante el equilibrio carbónico, ajustar su alcalinidad o hacer un intercambio iónico para ablandar el agua. 

En los sistemas de refrigeración secundaria, como los intercambiadores de calor, es necesario que el agua tenga las condiciones óptimas y evitar la creación de corrosión, sarro o creación de agentes bacteriológicos. Los tratamientos recomendados para su acondicionamiento son el intercambio iónico y la desinfección con lámparas UV o cloro, o equilibrio carbónico.  

Los motores utilizan agua en sus sistemas de refrigeración. Si el agua no está acondicionada puede dañar el funcionamiento de este. El acondicionamiento del agua para motores es vital para evitar corrosión, incrustaciones o erosiones. Para prepararlas, se hacen intercambios iónicos y se cambia la alcalinidad del agua. 

En la disolución de productos químicos, podemos alterar la composición de estos, si se utiliza el agua en su estado natural o si no está acondicionada correctamente. El acondicionamiento para este fin, dependerá de los productos químicos con los que interactúa.

El método de acondicionamiento de agua para el proceso industrial depende del tipo de maquinaria y del giro al que esté dedicado tu industria. 

New call-to-action

Tópicos: Plantas de tratamiento de agua en la industria

Comentarios