Escrito por Domos Agua ● 18-dic-2018 9:00:00

Desarenado de Aguas Residuales

Desarenado de Aguas Residuales

Si trabajas en cualquier proyecto que tenga relación con el uso del agua y tienes dudas acerca de cómo se debe gestionar la utilización de este recurso, lo primero que necesitas es conocer las normativas nacionales y luego aplicar procesos que reduzcan el impacto ambiental y social, que hagan más eficiente el aprovechamiento del agua.

En México y en el mundo, uno de los problemas tanto ambientales como del ámbito público y particular,  por los contaminantes que llevan, son las aguas residuales o servidas, definidas por la Norma Oficial Mexicana  NOM-001-ECOL-1996 como "aguas de composición variada provenientes de las descargas de usos municipales, industriales, comerciales, de servicios, agrícolas, pecuarios, domésticos, incluyendo fraccionamientos y en general de cualquier otro uso, así como la mezcla de ellas".

Uno de los contaminantes de las aguas residuales más dañinos por sus efectos en los sistemas hidráulicos y en el medio ambiente son los sólidos suspendidos, que están compuestos por arena, arcillas, limos, etcétera. La misma NOM establece los límites permisibles de estos sólidos suspendidos entre 40 y 200 ppm.

Existen procesos para eliminar gran cantidad de contaminantes del agua y uno de ellos es específico para los sólidos suspendidos: el desarenado de aguas residuales. Para que tomes en cuenta la importancia de este proceso, es necesario que conozcas cómo funciona y en qué consiste.

El desarenado de aguas residuales depende del tipo de desarenador que se utilice, los cuáles funcionan de esta manera:

1. Desarenadores de flujo horizontal

Consiste en reducir la velocidad de flujo del agua con el fin de que las partículas sólidas que se encuentran suspendidas se decanten y se depositen en el fondo. Esto se logra ensanchando el canal en un tramo, en donde existirán canales paralelos que ayuden en la limpieza de las partículas depositadas. Se debe medir el caudal y la velocidad mediante un canal Parshall para mantener controlado el flujo de agua.

2. Desarenadores de flujo vertical

Están compuestos por varios compartimentos de tal manera que de inicio a fin la velocidad sea decreciente. A través de estos compartimentos, el agua fluye de forma vertical. En estos desarenadores se lleva a cabo la floculación (proceso químico en el que se añaden sustancias denominadas floculantes para hacer más eficiente la decantación de las partículas suspendidas). Los materiales con los que se construyen las paredes de los compartimentos son: concreto, asbesto o madera y la profundidad de estos es de tres a cuatro metros.

3. Desarenadores de flujo inducido

Estos desarenadores tienen forma rectangular y en ellos se inyecta aire mediante aireadores tipo turbina para producir el movimiento del agua en forma de espiral, lo cual produce la decantación de los sólidos suspendidos. Este proceso también favorece la deposición de la materia orgánica. Posteriormente, se lleva a cabo la separación de las arenas de forma manual o mecanizada, de acuerdo con el tamaño de la planta.

Después de cualquiera de los tres procesos de desarenado, se tiene que efectuar un desengrasado para separar las grasas y aceites de los canales, previniendo que los siguientes procesos se vean afectados. Aunque existen desarenadores que llevan el proceso de desengrasado de manera conjunta con el desarenado mediante aire comprimido.

Es necesario que tomes en consideración la implementación de sistemas de desarenado de aguas residuales para que estas cumplan con las normativas y de esa manera evites sanciones. Para ello, deberás evaluar los requerimientos y características particulares de tu empresa, así como las ventajas de cada tipo de desarenador.

New call-to-action

Tópicos: Plantas de Tratamiento de Aguas Municipales

Comentarios