Escrito por Jorge E. Pérez ● 24 mar. 2017 15:15:00

¿Por Qué se Enferman los Sistemas de Ósmosis Inversa?

¿Por Qué se Enferman los Sistemas de Ósmosis Inversa?

Bajo mi experiencia de casi 8 años en el mundo de tratamiento de agua, he descubierto que  si me dieran un dólar por cada vez que he escuchado la frase: “Los sistemas de ósmosis inversa son muy delicados, porque a cada rato les tengo que hacer mantenimiento” Te podría decir que tendría en mi cartera unos 8 dólares extras en mi cartera, algunas de las  personas que me han dicho esta frase son aquellas que cuando abren un equipo nuevo de cualquier tipo lo primero que hacen es tirar el instructivo o manual de operación.

 Un sistema de ósmosis inversa es un equipo integrado por varios componentes, entre los cuales destacan: La bomba de alta presión, los recipientes, membranas, bombas dosificadoras, tuberías, válvulas, filtros de arena, filtros de carbón activado.

En el pequeño universo de ingenieros que diseña estos sistemas argumentan que el alma de todo el sistema es la bomba de alta presión, otros dicen que las membranas y el proveedor de inhibidor de incrustaciones se jacta que sin él los demás no son nada, algunos tienen un porcentaje de tener la razón, pero sin el conocimiento de cómo debes operar cada uno de ellos lo único que se podrá presumir es que tu equipo de ósmosis inversa constantemente le están realizando mantenimiento correctivos.

 Tal y como se señala en el párrafo anterior la ósmosis inversa es un equipo, es decir una máquina y como todas las máquinas creadas por el hombre, lo único que nos diferencia es que cuando son creadas nacen funcionando como si un recién graduado de ingeniería con muchas ganas de trabajar, pero también se enferman, envejecen y mueren tal como los humanos, sin embargo se enferman más seguido cuando no somos capaces de ver y contrarrestar lo que le está afectando.

Quisiera compartirte los principales síntomas del mal funcionamiento que se manifiestan en un sistema de ósmosis inversa:

  • Incremento en el paso de sales del agua producto (permeado)
  • Fuga de agua en las membranas
  • Fuga en los o-ring de las membranas
  • Reducción del flujo producto
  • Incremento del diferencial de presión

 

¡Realiza una limpieza química! Son de los argumentos más sonados cuando el operador se percata de estos síntomas; sin embargo hay casos en los que si puede aplicar, y en los que no, la limpieza química solamente será una pequeña curita que se desprenderá en poco tiempo por no haber actuado de la forma correcta ante el síntoma presentado.

Existen instalaciones en los cuales se realizan limpiezas químicas semanales, cabe destacar que cada una de las limpiezas químicas de las membranas reducen su tiempo de vida.

Un equipo bien diseñado y bien operado puede pasar hasta más de un año sin tener problema alguno.

Si te gustó este artículo puedes encontrar la segunda parte en "Sistemas de Osmosis Inversa - Segunda Parte".

Solicitar Información Plantas de Tratamiento de Agua

Tópicos: Osmosis Inversa

Comentarios