Escrito por Francisco Arias ● 17-mar-2017 12:00:00

La Importancia de la Mujer en la Industria del Agua

La Importancia de la Mujer en la Industria del Agua

En esta ocasión es un privilegio hablar de un tema que día a día ocurre y por lo tanto decidí que haré a un lado los temas convencionales de la industria tales como hablar sobre planes de expansión de mercado o sobre tecnologías de puntas, etc. Y en su lugar hablaré de algo que es más de la índole social y que muy pocos llegan a saber o escuchar en los medios. Me refiero a la desigualdad de género en la industria del agua y su impacto en la vida de la mujer.

En general las mujeres y las comunidades más pobres del mundo son las principales víctimas de la corrupción en la distribución mundial del agua. La corrupción en el sector del agua afecta a mujeres y niñas de muchas y diferentes maneras, aún así el eslabón entre integridad, género y agua no ha sido suficientemente reconocido. Un estudio realizado por la UNDP (2012) muestra que las mujeres sufren más que los hombres por el impacto de la corrupción y tienen un mejor entendimiento de los problemas relacionados al suministro del agua. Estos incluyen que las mujeres sean excluidas en los procesos de toma de decisiones de los problemas relacionados a la distribución del agua.Y a pesar de que ciertos roles prominentes en la industria del agua son ocupados por mujeres, la población de género femenino es rara vez consultada al momento de tomar decisiones que afecten el aprovisionamiento y entrega de los servicios del agua y la necesidad del vital líquido para el riego de sus cultivos o para abastecer a su familia.

Por ejemplo, fallas en el suministro del servicio afectan a la mujer desde muy temprana edad. Baños para niñas en las escuelas no son prioridad, con el resultado muy común de que se mantengan alejadas de la escuela durante su periodo menstrual. Y aunque la mujer tiene un ingreso menor al del hombre es a ella a la que por lo común le toca pagar por el agua, ya sea en la forma de un costo legal establecido en su comunidad o en forma de “mordida” como comúnmente se le conoce en nuestro país.


Es interesante analizar que en los hogares es la mujer la principal recolectora y administradora del agua. En la mayoría de los países subdesarrollados son mujeres y niñas las encargadas de la tarea de recolectar el vital líquido y transportarlo hasta sus hogares especialmente en Asia y África. En África por ejemplo el 90% de la recolección de agua y madera es llevada a cabo por el sexo femenino entonces la recolección del agua deja a la mujer con el tiempo muy limitado para involucrarse en otras actividades, incluyendo la generación de ingreso, estudios y el poder participar en otro tipo de toma de decisiones concernientes a su hogar, comunidad o actividades recreativas.

De igual manera se ha comprobado que esta actividad conlleva efectos negativos en la salud de quien la ejecuta. Un estudio realizado en Tanzania en el año 2004 revelo que la asistencia a las aulas escolares variaba dependiendo de la cercanía de las viviendas de las estudiantes con respecto a los puntos de recolección del vital líquido. La asistencia era 12% más alta para niñas que vivían a 15 minutos o menos de un punto de recolección de agua, en contraste con aquellas viviendo a una hora o más de distancia.   En comparación la asistencia de los varones se veía mucho menos afectada.

Por otro lado, la mujer comúnmente es acosada y muchas veces atacada durante los largos trayectos para recolectar el agua. O de igual manera de noche durante trayectos cortos en busca de un lugar aislado para realizar sus necesidades básicas. Algunos proveedores del vital líquido llegan a demandar favores sexuales como pago por la entrega del mismo. Esto es conocido como sextorsión o extorsión sexual. Y dicha situación no es reconocida en los tratados internacionales ni monitoreada en encuestas del mismo tipo. Por lo mismo se mantiene como una forma escondida de corrupción y afecta a mujeres y niñas de una manera desproporcionada (UNDP 2012).

Tierra y recursos

Si hablamos de la tierra y sus recursos naturales en el mundo la mujer es dueña de tan solo el 2% de la propiedad privada. Y aun cuando posean el título de propiedad es común que se les restrinja el acceso a los recursos que esta ofrece, dígase derechos de agua incluyendo el acceso a sistemas de irrigación oficiales que están ligados a los derechos de explotación de tierras. Por lo mismo cabe notar que, aunque el involucramiento de la mujer en el cultivo de subsistencia es pieza clave para la alimentación de sus familias y normalmente tienen muy poco o ningún acceso a la irrigación que ocupan para crecer la comida que necesitan.

En el año 2010 UN - Hábitat y la organización italiana no gubernamental YAKU, comenzaron a colaborar para responder a la necesidad de un sistema de drenaje y de una planta de tratamiento de aguas en el poblado de Villa Satélite, un poblado semi urbano en Bolivia. Desde una perspectiva global el proyecto apuntaba a introducir un acercamiento cros funcional del punto de vista de género. En el proyecto trabajaron en conjunto tanto profesionales técnicos como miembros de las comunidades locales con la meta de impulsar la concientización de la importancia de tomar en cuenta la opinión de las mujeres.

Tuvieron lugar juntas comunales para discutir el proyecto y en ellas participaron ambos géneros, mas sin embargo se realizaron otras juntas exclusivas para el género femenino para hablar más libremente sobre sus preocupaciones, sugerencias, necesidades y elevar su autoconfianza. El proyecto logro involucrar a la mujer al mismo nivel que al hombre hablando del proceso de toma de decisiones y permitió puntualizar algunas de sus preocupaciones más básicas, como la necesidad de baños dentro del hogar, esto por razones de seguridad, además de dejar ensamblada la plataforma para la participación del género femenino en proyectos futuros.

¿Qué necesitamos hacer como sociedad?

Las necesidades de agua de niñas y mujeres son mencionadas explícitamente en la meta 6.2 del actual acuerdo de metas de desarrollo o SDG’s (Sustainable Development Goals) por sus siglas en Ingles así como también es mencionada la importancia para ellas de tener acceso a recursos económicos, servicios básicos, propiedad y control sobre la tierra y otra forma de propiedad tales como herencias, recursos naturales, apropiación de nuevas tecnologías y servicios financieros (Meta 1.4)

Pero más que nada buscar la participación de la mujer en la industria del agua de una forma completa y efectiva además de tener acceso equitativo a oportunidades de liderazgo en todos los niveles dentro del proceso de toma de decisiones tanto en el aspecto político como en el económico y en la vida pública. (Meta 5.5)

Varias organizaciones internacionales entre ellas:

Han estado trabajando en estas problemáticas por muchos años. Y a nivel local grupos independientes de mujeres han logrado jugar un papel muy importante en la administración del agua.

Varios de dichos grupos están altamente involucrados en la lucha contra la corrupción, desarrollando nuevas estrategias para incrementar la transparencia y la responsabilidad de las partes involucradas.

Las habilidades y el conocimiento de las mujeres son pieza clave para una efectiva y eficiente administración del recurso en cuestión y no puede haber integridad total en el manejo del agua sin la completa participación de la mujer en el proceso de toma de decisiones.

Muchas instituciones necesitan revisar sus políticas y procedimientos en pro de este reto al que nos enfrentamos alrededor del mundo.

Algunos factores importantes a considerar serían:

  • Promover en los ministerios del agua y otras instituciones la generación de presupuestos por género como una manera de rastrear la asignación de fondos en iniciativas que sean relevantes para el género femenino especialmente para aquellas de escasos recursos.
  • Asegurarse que proyectos e iniciativas ya sean públicas o privadas comiencen con un análisis de género, entendiendo como se distribuirá y valorara la carga de trabajo y su división entre géneros.
  • Analizar la manera en que las actividades y las decisiones afectan de una manera diferente a las mujeres de los hombres y a las niñas de los niños.
  • Como parte de un desarrollo integrado envolver a la mujer en la planeación integral del uso del agua y los modos de vida, ya que ellas brindan una nueva perspectiva con respecto al valor que el agua puede generar al promover negocios y agricultura de pequeño tamaño que pudieran sacar a ciertas áreas de la población de la pobreza extrema.
  • Entender que la higiene sanitaria es para la mujer un problema de seguridad y dignidad y por consiguiente uno de integridad.
  • Proveer programas que promuevan la participación de los dos géneros en el desarrollo de infraestructura, operación y mantenimiento.
  • Elevar el entendimiento de los trabajadores gubernamentales sobre las consecuencias negativas para la sociedad por la corrupción en la industria del agua y su impacto en el caso de la mujer en particular
  •  Definir la extorsión sexual como una forma específica de corrupción y reconocerla en la legislación, así como monitorearla y generar iniciativas que promuevan la integridad.
  • Darles soporte a las organizaciones enfocadas al desarrollo de la mujer en la generación de cursos y entrenamiento en las áreas y detalles técnicos de la administración del agua, así como aprender a monitorear el trabajo de los contratistas y a involucrarse en las auditorías de las contribuciones de los usuarios del agua.
  • Promover estudios y análisis en el sector de los servicios del agua desde un punto de vistas de género.
  • Promover el monitoreo de substancias que hasta la fecha no se contemplan en los marcos normativo pero que afectan grandemente a mujeres y hombres, pero con especial énfasis en las niñas y niños ya que los mismos están en proceso de desarrollo.

    O substancias tales como:
  • Antibióticos
  • Hormonas
  • Anticonceptivos
  • Ácido acetilsalicílico (aspirina)
  • Microbeads (plásticos comunes en la fabricación de cosméticos)

    Conclusión

    En la Industria del agua nos desenvolvemos en el mercado mundial como un proveedor de soluciones integrales en la industria del agua y su ahorro y quisiera puntualizar que no podemos dejarles toda la responsabilidad social a las entidades gubernamentales o a las ONG’s. Mejorar nuestra calidad de vida es responsabilidad de todos y cada uno de los miembros de esta sociedad. Por lo tanto, la cooperación a nivel global es fundamental para lograr un avance homogéneo ya que el agua no reconoce géneros ni fronteras. El Agua es una sola para todos nosotros y debemos cuidarla y tratar de una manera responsable y honesta.

Solicitar Información Plantas de Tratamiento de Agua

Tópicos: Medio ambiente

Comentarios