Escrito por Domos Agua ● 29-mar-2018 9:00:00

Mantenimiento de Plantas de Tratamiento de Agua

Mantenimiento de Plantas de Tratamiento de Agua

En el tratamiento de aguas residuales se realizan diversos pasos que tienen como objetivo el saneamiento del agua, proveniente del uso en las ciudades, industrial o agrícola, para después liberarla en los afluentes con la calidad ecológica y la pureza requeridas. 

Se trata de una de las tareas más importantes para la conservación del ambiente y para el desarrollo humano sustentable. Como indica La Comisión Nacional del Agua (Conagua) en su Manual de operación de 2017, el saneamiento de aguas una de las tareas más urgentes  para el país, lo que implica el aprovechamiento óptimo de la infraestructura y de los convenios oficiales para el establecimiento de plantas en el país.

El mantenimiento de plantas de tratamiento de agua incluye el control de calidad en procesos que forman parte de todo el sistema, como captación, bombeo, filtrado, separación de sólidos, procesos bioquímicos aeróbicos o anaeróbicos, uso de lodos activados, decantación y descarga, entre otros. 

Control para obtener mejores resultados

El mantenimiento de plantas de tratamiento de agua es un proceso que incluye diversos factores que deben operar en conjunto, y por ello debe ser supervisado de manera constante para comprobar los niveles de calidad exigidos y también para prevenir errores en el funcionamiento, tales como fallas en el bombeo o en los niveles requeridos en los tanques.

El Fondo para la Comunicación y la Educación Ambiental indica que el personal de la planta debe contar al menos con un nivel de educación media superior, para recibir una capacitación en aspectos fundamentales del manejo de la planta y solución de eventuales problemas operacionales.

Otros factores importantes son trabajo de laboratorio, para comprobar niveles de operación y de calidad, y el mantenimiento preventivo, que busca evitar malos funcionamientos que pueden provocar pérdidas, demoras o descensos en la calidad del proceso.

Estos son algunos de los puntos principales en el mantenimiento de una planta de tratamiento de aguas. 

Control de PTAR para obtener mejores resultados

Revisión de funcionamiento del equipo

Es preciso instalar procedimientos permanentes para la revisión del equipo, tales como presión de tuberías y de bombas, estado de tanques y posibles filtraciones. La atención se debe poner tanto en aspectos de la seguridad de las instalaciones como en la eficiencia de los procesos.

Revisión de los desechos sólidos en tanques de decantación y otros

La separación de desechos sólidos es una de las principales tareas para el tratamiento del agua, que supone la compactación y eliminación de desechos sólidos y el reemplazo periódico de filtros para remoción de arena u otras sustancias. Esto incluye los procesos de separación de aceites o grasas.

Vigilar niveles de contaminación externa 

La operación de una planta de tratamiento de aguas implica no solamente controlar el producto final sino también el manejo de elementos contaminantes, tales como desechos y residuos, e incluso mantener controlados malos olores o filtrados hacia el exterior.

Incorporación periódica controlada de bacterias

El uso de procesos aeróbicos, por medio de bacterias en un ambiente de oxígeno controlado, es uno de los puntos cruciales de la mayoría de las plantas de tratamiento de agua. Por ello es necesario el control de laboratorio de los niveles de oxigenación necesarios. 

Condición del agua que ingresa al sistema y calidad del agua liberada en afluentes

Es importante la realización de controles químicos periódicos de la condición del agua que ingresa al sistema y de la que es liberada al ambiente. Conocer el estado del agua en su entrada permite establecer con mayor precisión los procesos empleados, mientras que la calidad de agua liberada ofrece un diagnóstico sobre la eficiencia de todo el proceso.

Plantas de Tratamiento de Agua

Tópicos: Plantas de tratamiento de agua en la industria

Comentarios