Escrito por Domos Agua ● 19-mar-2018 9:00:00

Operación de Plantas de Tratamiento de Agua

Operación de Plantas de Tratamiento de Agua

El tratamiento de aguas residuales es hoy en día una de las necesidades más urgentes en las ciudades. Así lo ha hecho notar el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que en un estudio publicado en marzo de 2017 señaló que el 66% de los municipios del país no cuentan con sistemas municipales de tratamientos de aguas.

Por ello, la operación de plantas de tratamiento de agua representa uno de los mayores desafíos para sanear el medio ambiente, aprovechar mejor los recursos naturales y obtener beneficios para las comunidades.

Aguas y normatividad

La operación de plantas de tratamiento de agua no solamente debe tener por objetivo la reutilización del agua, ya sea para su uso en ciudades, para riego, en aplicaciones industriales o para su reintegración al medio ambiente. Además se debe asegurar el cumplimiento de los estándares de calidad requeridos; es por ello que cada una de las tareas debe adecuarse a las normas de operación oficiales. 

En México, las normas oficiales se encuentran publicadas en reglamentaciones como la Ley de Aguas Nacionales y la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, junto a la norma oficial de calidad del agua establecida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT):

-Se fija un máximo permisible de contaminantes en el agua.

-La operación debe asegurar la protección del medio ambiente, incluyendo el manejo de desechos y la reducción del ruido.

-Las plantas deben ubicarse a cierta distancia de las poblaciones o asentamientos humanos.

-Se establece un control sobre los cuerpos receptores de aguas residuales.

Operación de plantas

Estos son los puntos cruciales en la operación de plantas de tratamiento de agua, los cuales se emplean en distintas combinaciones, según las características de las aguas residuales a ser tratadas: 

-Separación de sólidos 

La primera etapa del saneamiento de aguas es la separación de los líquidos y sólidos, por medio de filtros que eliminan objetos, o por sedimentación, que hace que las partículas suspendidas en el líquido se vayan al fondo por acción  de la gravedad.

-Procesos biológicos 

Es el uso de microorganismos que degradan los desechos presentes en el agua, y que permiten su oxigenación. El sistema de fangos activados consiste en el cultivo de microorganismos que hacen que los desechos sólidos adquieran volumen y puedan ser separados del agua.

En los procesos que utilizan bacterias, se distingue entre sistemas aeróbicos, los más comunes, con bacterias que sobreviven en presencia del oxígeno, y sistemas anaeróbicos, que emplean bacterias que viven sin oxígeno.

-Procesos físico-químicos

Este tratamiento se emplea para separar las partículas que por su composición no decantan en el fondo. Consiste en inyectar burbujas y espuma, para que los elementos más ligeros floten y sean separados por medios mecánicos. Se aplica especialmente en caso de presencia de grasas y aceites, u otros materiales que flotan.

-Purificación

Una etapa final en el proceso es la aplicación de sistemas que pueden purificar el agua, tales como filtros de carbón activado, proceso por ozono, aplicación de cloro o tratamiento con rayos ultravioleta.

-Manejo de desechos

Los sólidos resultantes deben ser manejados con especial atención al cuidado del medio ambiente. 

En resumen, la operación de plantas de tratamiento de agua implica la aplicación de aspectos técnicos que dependen de condiciones concretas en cada caso, tales como las características del agua, los requerimientos de la población o las necesidades que vaya a satisfacer, a partir de los requerimientos oficiales para la aprobación de cada uno de los proyectos.

¿Dudas? Conoce Domos Agua, especialistas en el diseño, construcción y manejo de plantas de tratamientos de agua, cuéntanos sobre tu proyecto para asesorarte.

Plantas de Tratamiento de Agua

Tópicos: plantas de tratamiento de agua

Comentarios