Escrito por Domos Agua ● 08-jul-2019 15:03:13

Reciclaje de Aguas Grises

Reciclaje de Aguas Grises

México, a pesar de ser uno de los país con mayor consumo de agua per cápita, recicla en promedio el 47% de todas las aguas residuales producidas. Por tal motivo, es urgente tomar acción para promover e implementar el reciclaje de aguas grises. 

De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), una persona consume 380 litros de agua al día por persona, en el país . Esto convierte a México en uno de los países que más explota y consumo este recurso no renovable. El consumo desmedido del agua ha llevado a la sobreexplotación de los cuerpos acuíferos poniendo en riesgo el bienestar de los mexicanos. 

Tener acceso al agua potable es tan importante para las actividades humanas que fue declarado como un derecho humano por las Naciones Unidas (ONU). En la cotidianidad, una persona utiliza el agua para su aseo personal, limpiar su casa y ropa. La cifra del consumo diario también contempla la producción y  la preparación de los alimentos que consume. Una vez que el agua potable ha cumplido con su función, se convierte en agua residual. 

Existen dos tipos de aguas residuales: las negras y las grises. Las primeras son aquellas que resultan del inodoro; las segundas, las que se producen como resultado del uso de lavabos, regaderas, lavadoras, lavavajillas y desagües de cocina, y son llamadas así para diferenciarlas de las aguas negras. 

Aunque las aguas grises están contaminadas con sustancias orgánicas e inorgánicas, se considera que su saneamiento es sencillo y el agua resultante es segura para ser reutilizada en actividades que no requieren forzosamente de agua potable.

Las aguas residuales de las cocinas y lavadoras están catalogadas como grises, sin embargo, requieren de procesos de saneamientos más complejos por los altos índices de contaminantes químicos y orgánicos que contienen.

Las aguas grises se producen típicamente en el ámbito doméstico aunque hay industrias cuyas aguas residuales son mayoritariamente grises, por ejemplo la industria hotelera. 

¿Cómo tratar las aguas grises? 

Para la reutilización de las aguas grises existen varios métodos de saneamiento. Entre los procesos suaves se encuentran aquellos que utilizan filtros biológicos para limpiar el agua como los estanques, los sistemas de lodos activados, los humedales artificiales o los bio-muros. 

Existen además procesos físicos o químicos como la ósmosis inversa, la destilación o la ultrafiltración que permiten sanear el agua. En algunos casos se combinan los procesos que logran potabilizar nuevamente las aguas grises. 

Existen varias empresas en México que se especializan en el tratamiento de las aguas residuales. Domos Agua es una empresa 100% mexicana que tiene más de treinta años de experiencia diseñando, instalando y manteniendo plantas de tratamientos de aguas residuales. 

¿Cuáles son las ventajas de reciclar las aguas grises? 

Tener un sistema de reciclaje de aguas grises tiene grandes beneficios para el medio ambiente pues permite ahorrar hasta 50 litros de agua potable por persona al día. 

Para la industria hotelera, las instalaciones deportivas o las escuelas, el ahorro aumenta hasta los 60 litros por persona al día. 

Por ejemplo, se calcula que una persona puede gastar entre 18 o 36 litros de agua potable al día -dependiendo del modelo de su inodoro- al tirar de la cadena. Litros que podrían ahorrarse mediante la instalación de una planta tratadora de aguas grises. 

También se sugiere utilizar el agua saneada regar plantas, jardines o canchas con pasto; limpiar los exteriores de los edificios y los patios interiores o lavar los coches, pues todas estas son actividades que no requieren agua potable y que gastan muchos litros.

En ocasiones, cuando se instalan plantas que tienen la capacidad de potabilizar las aguas grises, se recomienda que se destine esa agua al uso de las regaderas. Pues de acuerdo a la Organización Mundial para la Salud, diez minutos en la regadera gastan en promedio 200 litros de agua.

Reutilizar el agua para cuidar el medio ambiente es posiblemente la ventaja más importante pues es un recurso no renovable. Al reciclar las aguas grises, se protegen las reservas de agua para consumo humano, como los mantos acuíferos, que se agotan con rapidez y que en algunas regiones han desaparecido por completo.

Las plantas de tratamiento también traen beneficios económicos, pues permiten un ahorro anual significativo para las industrias y hogares que las instalan. 

New call-to-action

 

 

Tópicos: Plantas de tratamiento de agua en la industria, Ahorro de Agua

Comentarios