Escrito por Domos Agua ● 01-jul-2019 14:13:08

Tratamiento de Aguas Residuales Industriales

Tratamiento de Aguas Residuales Industriales

En México, las industrias utilizan el 4.9% de toda el agua que se consume en el país. El agua que es utilizada como parte de sus procesos de producción contiene rastros de materia orgánica e inorgánica. En ocasiones, los niveles de sustancias hacen tóxicas las aguas residuales. 

De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua, más de dos tercios de las aguas residuales industriales se descargan en los ríos.  Esto infecta a los cuerpos de agua y puede afectar a las localidades que estén ubicadas cerca de estos. 

Por tal motivo, es muy importante que las industrias hagan las deposiciones de sus aguas residuales en forma responsable. Una de las formas más efectivas y sustentables es instalar una planta de tratamiento de aguas residuales. Esto da la opción de devolver las aguas depuradas a los ríos sin contaminarlos o bien, ahorrar costos de producción al reutilizar el agua saneada como parte de un proceso productivo o dentro de las instalaciones de una industria.  

No todas las industrias producen lo mismo, por tanto, no todas generan las mismas aguas residuales. Por tal motivo, existen tres tipo de tratamientos de entre los cuales los empresarios e industriales pueden seleccionar para depurar las aguas residuales que produzcan. 

Dependiendo del giro de la industria, una planta de tratamiento de aguas residuales puede mezclar los tratamientos con el fin de garantizar que el agua quede libre del mayor número de contaminantes como sea posible, o bien potabilizarla nuevamente. 

Existen tres tipos de tratamiento de aguas residuales industriales: 

1. Tratamiento biológico. 

Es un mecanismo de depuración que, utiliza procesos aeróbicos, anaeróbicos y anóxicos. Las lagunas aireadas, los lodos activados o las zanjas de oxidación son algunas de las formas en las que se puede aplicar este tratamiento. 

Este tratamiento se recomienda para depurar las aguas con materia biodegradable y presencia de fósforo, nitrógeno, aceites, grasas y lácteos, entre otros. 

Las industrias que más se pueden beneficiar de este tipo de tratamiento son las dedicadas a la producción de alimentos, como la industria avícola, de lácteos y de conservas por mencionar algunas. 

2. Tratamiento físico - químico. 

Este tratamiento consta de tres etapas: la coagulación, la floculación y la decantación o flotación. 

Este proceso inicia con la coagulación. Es una fase en la que el agua se mezcla con una sustancia que coagule las aguas residuales, luego se le añade un coadyuvante que le permita a la mezcla alcanzar un determinado pH para que pueda pasar a la siguiente fase. 

Cuando el agua residual ya está coagulada, pasa a la etapa de floculación. En este procedimiento se le añade un floculante que favorece la agregación de partículas individuales.

En la última fase, la decantación, permitirá que los flóculos de mayor tamaño sean decantados. 

Este tratamiento se recomienda para las industrias que produzcan aguas residuales industriales tóxicas por su alto contenido de iones metálicos. 

La industria textil, la industria cervecera son ejemplos de giros industriales que se pueden beneficiar de este tipo de plantas de tratamiento. 

3. Evaporación al vacío. 

Este tratamiento de depuración utiliza un proceso químico para minimiza los agentes contaminantes presentes en las aguas residuales. Mediante la evaporación, concentra los residuos hasta que, en ocasiones, lograr formar un residuo seco.

Este tratamiento logra limpiar hasta un 95% las aguas residuales a un bajo costo. Pues al utilizar bombas al vacío, permite hervir el agua a baja temperatura, permitiendo un ahorro energético significativo. A mayor vacío, menor será la temperatura requerida y, por tanto, mayor el ahorro. 

Una ventaja aparejada este sistema es que puede servir indistintamente para depurar materia orgánica o inorgánica. Por lo que puede ser útil para cualquier industria que la requiera. 

Otra ventaja, es que el agua evaporada recuperada, puede ser utilizada en procesos en los que se necesite tener una garantía de que el agua puede reutilizarse con seguridad, como riego, uso sanitario o incluso en los procesos industriales. 

¿Cuál debo seleccionar? 

Existen industrias que debido a sus procesos, mezclan los tipos de tratamientos que mencionamos anteriormente. Por ejemplo, pueden utilizar en una primera fase un tratamiento físico - químico y pueden añadir un tratamiento biológico para depurar el agua de materia orgánica que el tratamiento físico - químico no haya logrado depurar. 

Para seleccionar un tratamiento de aguas residuales industriales, detecta todos los procesos que utilicen agua, para que un especialista te asesore sobre cuáles son los que más te convienen. 

New call-to-action

Tópicos: plantas de tratamiento de agua, Plantas de tratamiento de agua en la industria

Comentarios